Actualidad
Leave a comment

Historia de la Cripta de la Colonia Güell

Historia de la Cripta de la Colonia Güell.

Eusebi Güell empezó a construir en 1890 la colonia de su fábrica téxtil. Al contrario que otros empresarios, él tenía cierta preocupación de dotar la colonia de los servicios básicos necesarios para la comunidad. Por eso, encargó a diferentes arquitectos la construcción de los mismos. A su buen amigo Antoni Gaudí le contrató en el 1898 para la iglesia. Le dejó libertad absoluta para que Gaudí se recreará: no tenía ninguna limitación ni arquitectónica, ni económica, ni temporal… y de hecho la construcción se fue demorando bastante en el tiempo hasta quedar inacabada cuando los hijos del Sr. Güell disolvieron el contrato con el arquitecto en 1914. Para entonces sólo había completado la cripta.

En el año 1908 se inició la construcción del Templo según el proyecto y las maquetas que había diseñado Gaudí en un taller situado en la misma colonia.  No obstante, el ambicioso proyecto que preveía una iglesia con dos naves, inferior y superior, rematada por diferentes torres laterales y un cimborrio central de 40 metros de altura, quedaría inacabado. El obispo de Barcelona bendijo la nave inferior, la única que se llegó a construir, hecho que motivaría que la iglesia se llamase popularmente cripta. Entre 1915 y 1917, un nuevo constructor cerró la nave.

Pese a quedar inacabada, la iglesia supone un punto culminante en la obra de Gaudí al incluir por primera vez, de forma unitaria, la práctica totalidad de sus innovaciones arquitectónicas.

De haberse terminado la Iglesia habría sido, en palabras de Gaudí “una maqueta monumental de la Sagrada Familia”. En la iglesia encontramos los arcos catenarios que, al mismo tiempo que simplifican el problema de las cargas, determinan el uso de muros exteriores con forma de paraboloides hiperbólicos. A este mismo espíritu integrador se deben el tratamiento dinámico y fluido del espacio interior o los mecanismos de fusión del edificio con el entorno natural adaptándose los diferentes niveles de las naves a la pendiente de la colina y los materiales son de colores y texturas similares al suelo y la vegetación.

La Cripta fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en julio de 2005.

Organizamos visitas privadas a la Colonia Güell. Es ideal para combinarlo con una vista a Montserrat, Sitges o algunas cavas o viñas en los alrededores de Vilafranca. Si quieres pedir tu presupuesto personalizado puedes rellenar el formulario de contacto en: http://iconoserveis.com/grupos/

*información extraída de www.guadicoloniaguell.org

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *